ESP_El Tercer Sector catalán en Chile

Sergi Morales

Sergi Morales
Director de Expansión Internacional

SERGI MORALES. Director de Expansión Internacional de Suara Cooperativa

Hace unos días tuvimos la oportunidad de participar en la misión comercial organizada por ACC1Ó, la agencia catalana de apoyo a la innovación e internacionalización de las empresas, con entidades del Tercer Sector de Cataluña interesadas en conocer nuevas oportunidades de desarrollo social en Chile. En esta misión, además de SUARA (que ya cuenta con casi dos años trabajando de forma estable en el país), participaron el grupo cooperativo TEB, las Fundaciones ABD y AMPANS y el Consorcio de Salud y Social de Cataluña, del que también formamos parte. Todas ellas son referentes en diferentes ámbitos de atención a las personas.

El objetivo principal de esta misión era conocer las políticas y oportunidades en Chile en la atención y desarrollo de adultos mayores y personas con discapacidad y/o enfermedad mental. Ciertamente, como normalmente sucede, la propuesta despertó el interés local por estos temas y hemos tenido la oportunidad de conocer de primera mano la situación y posibilidades del desarrollo en el país, de la mano del Ministerio de Desarrollo Social, el Servicio Nacional del Adulto Mayor, el Servicio Nacional de la Discapacidad, de entidades locales como la Caja de Compensación Los Andes (con un programa de atención al adulto mayor muy destacado), la Fundación Hogar de Cristo (con una excelente labor en atención a las personas más vulnerables en todos los ámbitos), o la comisión de Discapacidad de la patronal SOFOFA (ha desarrollado interesantes iniciativas para involucrar a la empresa privada en la inclusión de personas con discapacidad en el mercado laboral).

xile-tercer-sector

Después de estos días de trabajo conjunto, y de contrastar con la realidad chilena, creo que es interesante resaltar algunos aspectos de lo que llamamos la economía social o el Tercer Sector en Cataluña y el papel que éste ha tenido en el desarrollo de las políticas públicas  de lo que se ha llamado el tercer pilar del Estado del Bienestar, los servicios sociales:

  1. Gran conocimiento y experiencia acumulada a lo largo de los años por estas entidades de Cataluña que ha creado verdaderos expertos en la atención al adulto mayor, a personas con discapacidad, a la infancia u otros colectivos vulnerables. Creo que en pocos lugares existe un ecosistema tan rico de entidades que colaboran entre ellas y que además tienen un papel muy relevante en la gestión de los servicios públicos, y que pocas veces lo valoramos como debiéramos, en su papel complementario del desarrollo de las políticas públicas del Estado.
  2. Es destacable este concepto de economía social, donde integramos desde asociaciones o fundaciones que realizan una función como gestoras de servicios, al mismo tiempo que integra empresas sin ánimo de lucro como pueden ser las cooperativas de trabajo asociado o las empresas de inserción. Este concepto de empresa/entidad privada pero sin ánimo de lucro, que reinvierte sus excedentes en la propia entidad, creo que también lo valoramos menos de lo que debiéramos, y creo a mi entender que recoge lo mejor de un proyecto social con una eficiencia en la gestión de los recursos, donde la profesionalidad al mínimo coste sin perder los valores está garantizada. En muchos países, entre ellos Chile, aun no existe este concepto híbrido que organiza la iniciativa privada con un enfoque social y que tantos beneficios puede aportar a la sociedad.
  3. Otro concepto interesante a contrastar es el del Estado como garante de derechos o bien como mero ente subsidiario de la iniciativa privada. En este sentido es loable el papel que desarrollan en Chile entidades como Hogar de Cristo o la Fundación Teletón (por poner dos ejemplos), en la captación de recursos privados para desarrollar servicios a los más vulnerables, en un país que está recorriendo su camino para ampliar la cartera de derechos de los adultos mayores o personas discapacitadas pero que actualmente está más centrado en otros pilares como son la educación o la sanidad.

En conclusión, en Chile se está avanzando en el de desarrollo de una cartera de servicios desde lo público y desde lo privado para mejorar la calidad de vida de los adultos mayores o las personas discapacitadas, pero queda un largo camino por recorrer. Y en este camino parece relevante el fortalecimiento de este sector llamado economía social del que formamos parte, para generar un crecimiento sostenible con una gestión eficaz. En ese camino, la colaboración público-privada, resultará un factor clave para el éxito de dichas políticas.

 

Más información en la web de Suara: Suara participa con Acció una visita del tercer sector social en Chile