ESP_La importancia de las empresas de inserción, hoy

Miquel Moré

Miquel Moré
Presidente de Garbet Cooperativa de Inserción

MIQUEL MORÉ. Presidente de Garbet Cooperativa de Inserción i socio de Suara

¿Cuál es el papel que juegan hoy las empresas de inserción como Garbet Cooperativa de Inserción? ¿Qué nos hace diferentes? ¿A quién nos dirigimos? Trabajamos para acompañar colectivos en riesgo de exclusión social. Este es el rasgo diferencial: empresas destinadas a personas en situación de dificultades sociales y/o personales, como por ejemplo el paro, las dificultades económicas, situaciones de cargas familiares no compartidas, las situaciones de violencia de género, el fracaso escolar, minorías étnicas, ex reclusos, personas en procesos de rehabilitación social, etc.

Profundizamos con la definición dada por la Confederación Empresarial Española de la Economía Social, una de las entidades referentes en este ámbito: “Las empresas de inserción nacen como instrumento para luchar contra la pobreza y la exclusión social (… ). Son empresas que no están al margen de los procesos convencionales de la economía ya que producen bienes y servicios, mejoran el entorno, potencian los servicios de las personas y favorecen la calidad de vida, siendo rentables y competitivas”.

Queda claro que las empresas de inserción se crean para un fin bien determinado: combatir la exclusión social. Hoy en día el perfil de la persona ha cambiado, así como su imagen: ya no son los marginados, ni los más pobres. Son personas que hasta hace poco quizá llevaban una vida normal y que, inmersos en un entorno socioeconómico agresivo, devorador y de crisis, han quedado totalmente fuera del circuito, y su principal dificultad es volverse a insertar en el mundo laboral. Seguro que todas nosotros no estamos tan lejos de estas situaciones si nos sobreviniera alguna situación parecida de forma inesperada. Volver a empezar laboralmente no es fácil, se sigue discriminando por temas de edad, género, estudios, cultura, etc.

Para recomenzar se pone al servicio de las personas lo que se denomina itinerario de inserción. Como dice su nombre es un proceso de un máximo de dos años y medio de acompañamiento que pasa por diferentes etapas: acogida, asesoramiento, plan de trabajo individual, formación en competencias, especialización, transición hacia el mundo de la empresa ordinario, entre otros.

Qué difícil se hace medir el éxito de un proceso de inserción! Desde una visión objetiva y cuantitativa debería ser que la persona terminara trabajando en un puesto de trabajo después de este tiempo de formación y capacitación.

Tenemos que ensanchar la vista e ir más allá de los números y ver que una parte del éxito está en el cambio significativo que hemos podido facilitar a esa persona: que se haya sentido escuchada, que haya podido ver sus capacidades hasta ahora borradas, que se haya podido formar, que haya podido normalizar parte de su vida (horarios, entrada de ingresos, que haya ganado autoestima y seguridad, que haya perdido miedos, que haya vuelto a sonreír …).

Este itinerario de inserción es clave, porque puede abrir puertas o puede cerrarlas. Hay que cuidarlo muchísimo y esto pide buena planificación, rigor, diferentes recursos e inversión de tiempo y personas profesionales.

El itinerario de inserción debe poder aportar una nueva visión de la persona, que tiene que verse fuera de la situación actual y empezar a trabajar desde una situación de futuro que sea deseada, que la motive.

El papel de las empresas de inserción es una propuesta de valor social, porque queremos devolver a las personas destinatarias lo que han perdido por el camino y que vuelvan a aportar a la sociedad una forma de trabajar con más valores después de una experiencia personal que seguro que les ha sido de gran aprendizaje.

Indiscutiblemente el papel de las administraciones en la creación de leyes es fundamental. Un ejemplo reciente es la declaración del Consejo de Ministros de 24 de abril, según la cual las empresas de inserción se declaran entidades prestadoras de servicios de interés económico general. Estas medidas ayudan a dar voz, lugar y voto a este tipo de empresas en sus políticas sociales, económicas y laborales. Esta tarea de visibilidad de las empresas de inserción se lleva a cabo con fuerza a través de la Federación de Asociaciones Empresariales de Empresas de Inserción.

Seguiremos hablando de ello.

 

MÁS INFORMACIÓN:

Canal Parlament. Comparecencia de una representación de la Federación de Entidades de Empresas de Inserción de Cataluña con relación al Proyecto de ley de ordenación del sistema de empleo y del Servicio de Ocupación de Cataluña (en catalán).