Abre en Barcelona un nuevo equipamiento para jóvenes migrantes en situación de vulnerabilidad y de calle

Actualidad

Abre en Barcelona un nuevo equipamiento para jóvenes migrantes en situación de vulnerabilidad y de calle

22 noviembre, 2017

El próximo miércoles 29 de noviembre abre en Barcelona un nuevo equipamiento para jóvenes migrantes en situación de vulnerabilidad y de calle. El servicio trabaja a partir de la acogida, el acompañamiento y la inclusión de los jóvenes, es diurno (de 9 a 21 horas), funcionará los 365 días del año y tiene capacidad para atender 25 jóvenes de manera simultánea. La gestión recae en una unión temporal de empresas formada por Sant Pere Claver - Fundació Serveis Socials, Suara Cooperativa y Garbet Cooperativa d’Inserció.

El equipamiento, que se presenta con el nombre de Dar Chabab (traducido del árabe significa la Casa de los Jóvenes), se ubica en el barrio del Fort Pienc de la capital catalana para ayudar a dar respuesta a una situación de emergencia social latente. Desde el verano, se detecta la llegada constante de cerca de 200 jóvenes en situación vulnerable cada mes en Catalunya. La mayoría de los jóvenes llegan a Catalunya después de iniciar un proceso migratorio que comienza en el norte de África. El servicio funciona desde principios de mes, tiempo en el que se ha preparado al equipo de profesionales con su coordinación con los educadores de calle y se han programado sesiones informativas para explicar el funcionamiento del equipamiento al vecindario.

Atención personalizada
El equipamiento cuenta con un equipo de profesionales multidisciplinar que llevará a cabo una atención personalizada respondiendo a las necesidades de cada joven, fijando unos objetivos y estableciendo un seguimiento individualizado. Se cuenta con perfiles preparados para afrontar las especificidades del proyecto (educadores e integradores sociales, terapeuta especializado, psicólogo, psiquiatra, enfermero/a, talleristas, etc.). El servicio ofrece una atención médica en la prevención y el tratamiento del consumo de sustancias tóxicas y los trastornos de salud mental, que a menudo se dan entre los jóvenes a causa de su situación de vulnerabilidad y de calle fruto de los procesos migratorios. La Casa de los Jóvenes ofrece los servicios básicos de alimentación e higiene (duchas, lavabos y servicio de limpieza de ropa) y ha estado diseñado a partir de una estructura amplia con espacios acogedores para facilitar el contacto con los jóvenes en una plana de 360 metros cuadrados a pie de calle.

Trabajo en red y abierto al entorno
El servicio pone a disposición de los jóvenes la red de equipamientos y servicios públicos y privados más allá del propio Dar Chabab (centros de atención primaria, servicios sociales del Ayuntamiento, hospitales, entidades que actúan en la atención a jóvenes en situación de desprotección, etc.). El equipamiento tiene una actitud proactiva, es abierto al entorno y programará actividades de manera regular para que los jóvenes tengan una relación fluida con el vecindario a través de acciones de voluntariado, de intercambio o de banco de tiempo. La Casa de los Jóvenes incidirá también en la educación de los jóvenes a partir de la firmeza que permitirá establecer las bases para una convivencia estable y el buen funcionamiento del equipamiento.

Carácter piloto
El proyecto tiene un carácter piloto porque intervienen tres entidades en una gestión que ha sido encargada por el Consorcio de Servicios Sociales de Barcelona (participado por el Ayuntamiento de Barcelona y la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia). Las tres entidades que se encargan del servicio son Sant Pere Claver – Fundació Serveis Socials, Suara Cooperativa y Garbet Cooperativa d’Inserció. La voluntad de las tres entidades es tener una actitud proactiva y abierta, tanto con los jóvenes que harán uso del servicio, como con la relación que se establecerá con el entorno más cercano al equipamiento.