Cerca de un centenar de jóvenes que han emigrado solos participan en el programa de mentoría de la Generalitat

Actualidad

Cerca de un centenar de jóvenes que han emigrado solos participan en el programa de mentoría de la Generalitat

21 junio, 2019

25 chicos que han emigrado solos a Cataluña conocieron el jueves 20 de junio las personas voluntarias con quien formarán tándem en el marco del programa de mentoría que promueve la Generalitat. Son chicos tutelados por la DGAIA que residen en centros y pisos de Barcelona y varios municipios del Baix Llobregat. Suara Cooperativa participa en el acompañamiento del proyecto.

Con estas nuevas parejas formadas, ya son cerca de un centenar los jóvenes emigrados solos que participan en esta iniciativa de mentoría social en todo el país. Concretamente en Girona, Barcelona, ​​Canet, Arenys de Mar y Barcelona. A lo largo de estos 6 meses, más de 300 personas se han registrado como voluntarias, y una vez se supera una entrevista con un psicólogo y se participa en la formación obligatoria de 12 horas de duración, los mentores y mentoras son emparejados con un joven sin referentes familiares en Cataluña.

 
El programa de mentoría quiere ser un instrumento para que estos jóvenes puedan vincularse con la sociedad de acogida y construir su proyecto de vida. Por ello, la mentoría consiste en encuentros periódicos entre joven y mentor o mentora, que se enfocan hacia el conocimiento y la participación en la sociedad de acogida, el acompañamiento en la formación lingüística y laboral y, en general, en el consecución de los objetivos marcados en el proyecto educativo individual definido por los profesionales que los apoyan. En cuanto a las actividades, hay parejas que suelen quedar y hacer conversación mientras pasean por el pueblo, hay otros que aprovechan para hacer deporte o incluso repaso escolar, todas las actividades son bienvenidas si se hacen con el fin de estrechar el vínculo.
 
El objetivo del programa es tejer una relación de igual a igual, que proporcione estabilidad emocional y oportunidades al joven y sea también una experiencia enriquecedora por el mentor/a. De hecho, gracias al programa de mentoría se abre una oportunidad para conocernos entre catalanes: los que han nacido o hace tiempo que residen aquí y los que llegan con la intención de iniciar una nueva vida. Conocer el relato migratorio en primera persona e implicarse es una buena fórmula para construir una verdadera sociedad acogedora.
 
En el transcurso del encuentro, el consejero de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Chakir el Homrani, hizo balance de los 6 meses de funcionamiento del programa, que ya cuenta con un centenar de tándems formados. En este sentido, valoró positivamente el impacto del vínculo que se establece con la mentoría social, "se trata de una experiencia que tiene un beneficio no sólo para los chicos, también por los mismos mentores y en última instancia supone un gran beneficio para el conjunto de la sociedad". El Homrani ha destacado que el éxito del programa "es fruto de la voluntad de los ciudadanos y ciudadanas que han dado un paso adelante y deciden implicarse activamente para ofrecer una buena acogida a estos chicos. En este sentido, Cataluña demuestra una vez más que se sabe una sociedad diversa, que valora y cuida de esta diversidad para que sea una fuente de enriquecimiento y no alimente los prejuicios, los estereotipos y el conflicto".